Micropigmentación ¿Qué es y para qué sirve?

Seguro que has leído u oído a alguien hablar sobre la micropigmentación. Pero, ¿sabes en qué consiste? te aseguramos que en cuanto termines de leer este post sabrás todo lo que hay que saber. ¡Para eso estamos!

Si nos fijamos en la palabra, vemos cómo el término “micropigmentación” nos da algunas pistas, pues está compuesto del prefijo “micro” y del concepto “pigmento”. O sea que pare empezar podemos deducir que la micropigmentación tiene algo que ver con pigmentos pequeños

“¿Y qué se hace con esos pigmentos?”, estarás pensando. Pues, verás, la micropigmentación sirve para realizar un maquillaje semipermanente. Es decir, que es una técnica que te permite olvidarte durante una buena temporada de tener que maquillarte para ir a trabajar o para salir a cenar o a una fiesta. En caso de las cejas, permite definirlas y rellenar esos pequeños huecos o calvas que aparecen por la despoblación.

¿Para que sirve la micropigmentación?

La micropigmentación sirve para embellecer, equilibrar y corregir los rasgos faciales, sobre todo cejas, labios o párpados. También se emplea para corregir daños provocados por tratamientos médicos muy agresivos, como es la quimioterapia, o defectos estéticos genéticos. Es decir, que la micropigmentación puede ayudar a camuflar la calvicie, la alopecia púbica, las cicatrices y quemaduras, al tiempo que puede ayudar a reconstruir las aureolas mamarias o para realizar pecas y lunares. Como ves, es una técnica revolucionaria que ayuda a muchísimas mujeres a sentirse mejor consigo mismas.

¿Cómo se hace la micropigmentación?

Teniendo en cuenta que la micropigmentación es una dermopigmentación (una pigmentación de la piel), se depositan pigmentos en la zona que se desea pigmentar con la ayuda de una aguja, solo a nivel epidérmico.

Si bien es cierto que el proceso provoca una cierta incomodidad, no es en absoluto doloroso. Así que no hagas caso a las leyendas urbanas que han surgido para desacreditar esta técnica. Obviamente, todo depende de la sensibilidad de cada persona y de la zona a micropigmentar (los ojos y los labios, por ejemplo, son más sensibles que las cejas), pero por nuestra parte garantizamos que será lo menos molesto posible porque una hora antes de la aplicación protegemos la zona deseada con una crema anestésica que reducirá al máximo las molestias.

Ántes de proceder con la micropigmentación, se realiza un estudio minucioso de las características de nuestras clientas. Es necesario comenzar con una prueba alérgica y después estudiamos su rostro. A continuación, ya con dicho análisis hecho seleccionamos el color que mejor se adapta a la piel de la persona y hacemos una prueba con maquillaje no permanente. Después de esto, ya estamos listos para micropigmentar la zona elegida con los colores más indicados.

¿Cuáles son las zonas que se pueden micropigmentar?

Por motivos estéticos, las zonas a micropigmentar o a maquillar de forma permanente o semipermanente son los labios, los ojos y las cejas.

Por lo que respecta a las cejas, teniendo en cuenta que son el marco de la cara, hay que considerar la opción de la micropigmentación como una alternativa para realzar nuestra mirada. Esto se consigue rellenando con micropigmentos los pequeños huecos que hay. Por supuesto esto se lleva a cabo de una forma tenue y natural y con la técnica de pelo a pelo, simulando una mayor población, ya que el objetivo de la micropigmentación de cejas no es que se note el trabajo realizado, sino que sencillamente te veas mucho mejor.

¿Cuánto dura?

La micropigmentación no se trata de un tatuaje, si es lo que tenías en mente. Tiene una duración limitada y requiere ciertos retoques, ya que no dura para toda la vida.

Por lo general, recomendamos que se realicen varias revisiones anuales. Así podemos ver el estado de los pigmentos y, en caso de que estén demasiado claros, podemos retocarlos y realizar nuevas aplicaciones para devolver intensidad a los colores.

Estas revisiones dependen de la piel de cada persona, así como del grado de exposición solar al que se sometan, por lo que no podemos decir exactamente si el resultado de una sesión de micropigmentación dura cuatro, cinco o seis meses.

Al contrario de lo que puedas estar pensando, esto no es ninguna desventaja. ¿Qué pasaría si los efectos de la micropigmentación se mantuvieran de por vida? Si no te gustaran los resultados tendrías un buen problema, ¿no?.

¿Es verdad que los primeros días me veré rara?

Esto nos los preguntan con frecuencia y lo cierto es que cualquier cambio, por mínimo que sea, que afecte a nuestra apariencia requiere de un periodo de adaptación. En este caso, además, tenemos que tener en cuenta que durante los primeros cuatro o cinco días la piel micropigmentada se verá un poco más oscura y levemente inflamada (dependiendo de la zona). Pero es normal: a fin de cuentas estamos aplicando unas pequeñas partículas a la piel. Se tiene que notar. Pero en cuanto pase ese periodo de reacción, los pigmentos sobrantes se desprenden y la zona micropigmentada se verá perfecta.

Estas son las principales dudas que nos plantean nuestras clientas cuando vienen por primera vez a informarse sobre la micropigmentación. Si quieres hablar con un profesional e informarte sobre todo lo que conlleva la micropigmentación, puedes pedir tu cita aquí  y hablaremos con calma de todo lo que tienes que saber, sobre todo acerca de los cuidados que tienes que llevar a cabo después de que te realizarte la micropigmentación.